CICLO WESTERN | The Big Trail, la comunidad de Walsh liderada por un joven Wayne

The-Big-Trail-Poster

En 1930, el realizador Raoul Walsh (Murieron con las botas puestas, High Sierra, White Heat) dirigió The Big Trail (La Gran Jornada). Justo cuando el western poco a poco consagrándose y creándose como género propio y único, pero todavía con mecanismos rudimentarios y mucho más experimentales. Paralelamente el cine como medio aprendía cómo usar el sonido. The Big Trail es un producto que bebe de elementos del cine mudo, y se complementa con elementos innovadores, entre ellos el uso del sonido con una gran puesta en escena y una innovadora pantalla panorámica.

El film se centra en un grupo de exploradores que sin ninguna posesión y nada que perder deciden ir hacia el Oeste y conquistar el territorio para poder trabajar una parcela de tierra propia. En el grupo de antiguos emprendedores hay de todo, tipos duros, mujeres, gañanes y jóvenes ilusos. Para guiar a todos los carros, carruajes, ganado y caballos está Breck Coleman, un joven aventurero que conoce todas las trampas del camino y que se le encarga la labor de llevarlos a su destino sanos y salvos.

The-Big-Trail-2

The Big Trail (La Gran Jornada) se centra sobre todo en el concepto de comunidad. Todos los personajes forman una suerte de pueblo nómada en busca de una tierra prometida; y todo los que les pasa se convierten en obstáculos para cada uno de ellos. En el film no se trata de un personaje ante su destino, ni ante un peligro, sino de un grupo que hace frente a lo que le pase por delante, ya sean dificultades del terreno o bien indios furiosos. Todo esto combinado con pesquisas internas que mezclan momentos cómicos, dramáticos, donde apuestas y romanticismo tienen su sitio. Podríamos decir que es una especie de road movie en el que viaja todo un pueblo que comparte un sentimiento.

La película sufre de una acumulación de episodios, que bien podrían ser intercambiables a lo largo del metraje, que no trazan una evolución in crescendo, simplemente muestran el camino con mayores o menores momentos de dificultad de personajes. Solo la evolución en la psicología y los comportamientos de los personajes y la evolución de las relaciones ellos, sirve como señal de que la película avanza.

The-Big-Trail-3

The Big Trail (La Gran Jornada) es una obra fronteriza, que tiene un pie en el cine sonoro y otro en el cine mudo. Prueba de ello son unos intertítulos, que dan cierta sensación de anacronía, pues se sigue la historia sin necesidad de ellos gracias a los abundantes diálogos. Lo que hoy en día sería un fundido o cualquier otra transición para denotar el paso del tiempo y el cambio de secuencia, la película usa las cartelas. En cambio por otro lado vemos una impresionante pantalla panorámica con preciosistas encuadres que no volveríamos a ver prácticamente hasta los años 50.

Mención especial se merecen algunas escenas épica   s como el descenso de los carruajes tras toparse con una zona acantilada. Megalómana puesta en escena que demuestra el poderío de las grandes producciones de los estudios hollywoodienses y la magnánima visión de Walsh.

The-Big-Trail-1

Como intérpretes destacar a un jovencísimo John Wayne que conseguía su primer papel acreditado y de protagonista interpretando a Breck Coleman personaje simpático, honesto, fanfarrón y seguro de si mismo. Le acompañan Marguerite Churchill, El Brendel, Tully Marshall, Tyrone Power Sr. y David Rollins entre muchos otros.

The Big Trail (La Gran Jornada) es una importantísima obra que afianza los primeros mecanismos del western como los temas, los personajes arquetipos y los paisajes, en un momento en que la frontera del cine sonoro y el mudo estaba bastante difusa, lo que le permitió grandes innovaciones aunque arrastrase algún elemento anacrónico.

NOTA

nota8t

Advertisements