CICLO WESTERN | The Ox-Bow Incident (Incidente en Ox-Bow) de William A. Wellman

Ox-Bow Incident-poster

7 HOMBRES NO CULPABLES

Dentro de las películas que han conseguido sobrevivir al paso del tiempo dentro del género, The Ox-Bow Incident (Indicente en Ox-Bow) es sin duda una de los films más importantes en cuanto a relevancia e influencia a posteriores obras. Wellman después de algunas obras que mezclaban géneros apuesta en esta ocasión para hacer un western mezclando con elementos que a lo largo de los años formarían parte del género de juicios. La producción de la entonces 20th Century Fox consiguió la nominación al Oscar y fue la vencedora del Nacional Board Review en el año 1943 por delante de otras obras maestras como Casablanca.

Gil y Art llegan a un pequeño pueblo de Nevada para buscar a la chica que el primero cortejaba. Decepcionados ante la noticia de que se fue del pequeño municipio se quedan en el Saloon a la espera de preparar su próximo destino. En ese momento, llega un mensajero para contar que un honrado vaquero y granjero ha sido robado y asesinado por unos bandidos. El pueblo se moviliza con sed de venganza decide que se tomará la justicia por sus propias manos y colgará a los culpables y a pesar de que el juez Tyler intentará hacerles entrar en razón.

Ox-Bow Incident1

The Ox-Bow Incident (Indicente en Ox-Bow) empieza in media res. Aun no conocemos a los protagonistas más allá de un diálogo casual, cuando se nos presenta el conflicto. No hay ningún tipo de presentación de personajes, sino que cada habitante se define por sus actos, sus pensamientos en torno al conflicto planteado. El film comprimido en 72 minutos de duración exige la total atención de un espectador que es puesto a prueba y forma parte de ese grupo que captura a tres personas y que empujados por una cólera ciega tienen que decidir en pocas horas si seguir adelante en su asesinato o bien dejar paso a las recientes leyes en las que se ampara la creciente sociedad estadounidense.

Como 25 años después demostraría 12 Hombres Sin Piedad, de la que sin duda ésta película es una clara referencia, la obra nos plantea un complejo a la vez que extremadamente atractivo debate ético-moral. ¿Qué papel jugaba y juega la justicia en una sociedad occidental y aparentemente moderna? ¿Hasta que punto es lícita la venganza? ¿Apesar de que todo apunte en una dirección, se puede culpar sin pruebas? A priori en la cabeza de una persona madura y educada no debería ser muy difícil tener una respuesta correcta. Pero cuando entran en juego la realidad y las circunstancias de las personas y no solamente la hipótesis todo se complica. The Ox-Bow Incident (Indicente en Ox-Bow) se convierte en un caso paradigmático y terriblemente actual, a pesar de que más de uno se esconde bajo la frase “eso es de hace mucho tiempo, ahora estas cosas no pasan”.

El único pequeño pero, poniéndonos quisquillosos lo encontramos en la manera forzada en la que introducen un personaje femenino en la historia y su breve aparición. La única función real reside en el motivo por el cual Gil y Art se encuentran en el Saloon en el momento exacto en el que empieza el desarrollo de la historia y definir un poco la personalidad de Gil. Aun así, es bastante prescindible.

oxbowincident2

El film cuenta con un reparto de lujo para transmitir ese duelo ético-moral en dos posturas enfrentadas. Henry Fonda interpreta a Gil, y simboliza a ese espectador atrapado por ese grupo. Una imagen serena, silenciosa pero carismática. Anthony Quinn y Dana Andrews interpretan a dos de los tres acusados de asesinato. El primero es un mexicano que busca únicamente su supervivencia. Por último Dana Andrews muestra la cara más humana de la película, convirtiéndose en el verdugo de una sociedad que cuestiona la justicia. A nivel general no eran unas interpretaciones fáciles, ni tenían grandes momentos para lucirse, pero aun así el reparto forma un crisol de personalidades varias que ayudan a dar fuerza al argumento planteado por Wellman.

The Ox-Bow Incident (Indicente en Ox-Bow) es una película cuyo tema universal sigue vigente. Wellman consigue dirigir una obra que ha marcado un antes y un después en la historia del cine norteamericano. Un western memorable con un mediático y excelente reparto.

NOTA

nota8'5t

Advertisements