CICLO WESTERN | The Outlaw (El Forajido) de Howard Hughes

The_Outlaw-poster

CON UN PAR

A pesar de que cuando escuchamos el nombre de Howard Hughes lo primero que nos viene a la mente sea su faceta de aviador mostrada por Scorsese en la película del año 2004, lo cierto es que también fue un empresario, magnate, inversor, ingeniero, además de estar metido en el mundo del cine. Y es que a pesar que su trabajo como productor sea el más visible, con el éxito Scarface (1932), también dirigió dos películas, la más conocida Los Ángeles del infierno mezclando sus dos pasiones, aviación y cine; y la menos conocida The Outlaw (El Forajido), la que hoy nos ocupa, un western bastante peculiar que nos cuenta otra versión de las míticas vidas de los forajidos Doc Holliday, Pat Garrett y Billy the Kid.

El film nos cuenta las relaciones entre los tres protagonistas, Pat recién nombrado sheriff de Lincoln frente a sus viejos amigos Doc Holliday y Billy el Niño, forajidos, quienes también tienen sus más y sus menos en el momento de demostrar quien es el mejor pistolero y ladrón, luchando por la posesión de un caballo que va cambiando de manos a lo largo de la historia. Otro foco de discusión es Río, una chica mestiza que debe escoger también entre Doc y Billy.

A pesar de que la película es un relato entretenido, y posee muchos elementos cómicos, se convierte en una simple anécdota y rareza a lo largo de la evolución del género western. En ningún momento parece tomarse en serio ni el género, ni la trama, ni tan siquiera a los tres personajes reales que podían dar mucho juego como se demuestra en películas posteriores. Ni Jack Buetel, ni Thomas Mitchell, ni Walter Huston en los papeles de Billy el Niño, Pat Garrett y Doc Holliday respectivamente parecen levantar la obra. Aunque sí que hay que reconocer que Huston está bastante mejor que los otros dos.

the-outlaw-1

Mención a parte merece la presencia de Jane Russell encargada de interpretar a Río. Su atractivo y la acentuación de su poder sexual se convierten en el hilo narrativo principal de la película, cosa que dice bastante poco de la historia y la trama de obra. Río es un objeto sexual con poca capacidad de decisión que hace la misma función que el caballo con la diferencia de que posee un par de tetas, reclamo para gran parte de los seguidores del western, que no son otros que el género masculino.

Por tanto podemos decir que son más interesantes las circunstancias que rodean la película y la propia figura megalómana de Howard Hughes, que la trama de ésta en sí misma. La dirección corría a cargo del millonario y de Howard Hawks al empezar la producción, pero pronto empezaron las discusiones hasta que el director de El Sueño Eterno (The Big Sleep) o Río Bravo se fue. Además a pesar de que la película se acabó el 1941, no sé estrenó de forma limitada hasta el 1943, y no fue vista por el gran público hasta 1946. Esto se debe al Código Hays, un sistema de censura que apareció con fuerza en los años 30 para controlar el contenido cinematográfico, y el par de argumentos que sugirió Hughes fueron demasiado atrevidos para la sociedad de la época.

Francamente The Outlaw (El Forajido) solo puede ser recordada por los voluptuosos senos prohibidos de Jane Russell y el par de huevos de Howard Hughes para ir en contra de todo el mundo para sacar adelante esta, su película. Su segundo film dirigido y último de su carrera, probablemente porqué descubrió que no se podía ser bueno en todo.

NOTA

nota4'5t

Advertisements