CICLO WESTERN | Tall in the Saddle aka Él y su enemiga (1944) y San Antonio (1945)

POSTERS-TALLINTHESADDLE-SANANTONIO

ALGUNOS WESTERNS OLVIDADOS

La rotunda afirmación de que el género western es un tipo de cine hecho por y para hombres ha estado presente desde sus inicios. No es de extrañar que como hoy en día, una mayor parte del género femenino busque en el cine un romance imposible, o una comedia con amor para pasar el rato, mientras que los hombres se sienten más atraídos por la violencia y la acción de una película de aventuras, acción o terror. Esta generalización hoy en día resulta simplemente eso. Durante la década de los 40, la recordada época de oro del western, también fue probablemente una de las décadas que más películas del oeste se producieron, y por tanto también debido a la industrialización de todo el procedimiento, la que peores films se hicieron. Y es que a veces era complicado hacer una obra mínimamente entretenida y simpática sin cruzar la línea del absurdo. Una afirmación que por supuesto también sirve para cualquier género. Por suerte el tiempo es un aliado en este sentido, y tras algo más de medio siglo, solo las sobresalientes son recordadas. Tall in the Saddle (Él y su enemiga) y San Antonio son dos films que son una clara muestra de obras hechas con poco presupuesto, con unos guiones bastante simplones que sin embargo dejan una sensación totalmente diferente al espectador.

duello_a_s_antonio_errol_flynn_david_butler_007_jpg_uyzr

San Antonio capitaneada por Errol Flynn como protagonista, nos cuenta la historia de Clay Hardin un refugiado que decide volver a San Antonio a pesar de que se hagan apuestas sobre su cabeza para resolver un asunto pendiente. Durante el camino conocerá a Jeanne Starr, la estrella del saloon de la localidad.

La película dirigida por David Butler, con la ayuda de Robert Florey y Raoul Wash no tiene ningún misterio, pero si tiene a un protagonista simpático y carismático, a un malo muy malo, y a una chica en la función.En esta ocasión el galán hollywoodiense comparte protagonismo con una de sus parejas artísticas Alexis Smith como Jeanne Starr, que sin tener tanta química con Olivia de Havilland, cumple perfectamente su rol. Los acontecimientos se desarrollan como se espera en los poco más de 100 minutos de duración en esta ruidosa cinta que podríamos definir con una propia frase de la película que decía algo así como “si no lo sabéis hacer bien, como mínimo tocad fuerte”. Así, San Antonio no es una buena película, pero lo esconde con un ritmo ágil y constantes escenas con muchos personajes, muchos diálogos y mucho ruido de fondo. Por último destacar la fotografía en technicolor y las dos nominaciones que tuvo en los Oscars de 1945 a mejor canción y a mejor dirección artística color.

duello_a_s_antonio_errol_flynn_david_butler_006_jpg_sase

Un año antes, se estrenaba en Estados Unidos Tall in the Saddle conocida en España como Él y su enemiga. El film nos cuenta como Rocklin llega a una ciudad para trabajar para un hombre que acaba de morir. Una joven heredera junto con su tía llegarán para controlar esas tierras ante la mirada recelosa de sus vecinos, y el misterio del asesinato sin resolver.

A juzgar por su sinopsis podría ser la típica cinta que sigue la estructura “whodunnit” es decir quien ha hecho, en este caso el asesinato. Pero tal y como avanza el título español, el oeste norteamericano, los caballos, el saloon y la polvareda es una burda excusa para mostrar una lucha de dos mujeres de modales totalmente opuestos por la figura de Rocklin interpretada por John Wayne, que en ningún momento hace ningún ademán por decidir ni por conquistar ninguna de las dos. La trama avanza a fogonazos sorprendiendo a un espectador totalmente perdido porqué ningún hecho es a consecuencia del anterior, culminando con un giro final incongruente, por la forma de presentarlo, no tanto por lo que realmente sucede. Los personajes están tan desdibujados como el curso de los acontecimientos. Cuesta muchísimo más de lo que debería comprender las acciones de los personajes cada vez que aparecen. Unas acciones que se justifican a posteriori sin dar demasiado sentido. Destacar muy positivamente la dirección de fotografía también en technicolor que consigue dar la máxima expresión en cada plano de la película, aunque a nivel de historia ni tan siquiera la presencia del Duque sea suficiente.

tall_in_the_saddle1

Más allá de Fords, Hathaways, Walshs y otros muchos grandes directores del western, también hay muchísimos más que se han quedado al anonimato que intentaron superar la gesta de ensuciarse los pantalones y mostrar su visión del lejano oeste con mayor o menor fortuna, y que hoy en día permanecen en las largas listas de IMDBs y demás buscadores que siempre es curioso echar un vistazo si se es amante del género.

NOTA

San Antonio nota6t
Tall in the Saddle (Él y su enemiga) nota4t

Advertisements