CRÍTICA | American Sniper (El Francotirador) dirigida por Clint Estwood

american-sniper-poster

LA GUERRA DE IRAK SEGÚN LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.

Tras tres años de inactividad (como director) Clint Eastwood ha estrenado por partida doble. Hace unos meses llegaba a las salas españolas Jersey Boys, adaptación musical de su homónimo de Broadway que ganó todos los premios por haber. El film tuvo una tibia acogida y todos los comentarios afirmaban que American Sniper, El Francotirador en España, iba a ser la gran película del octogenario director. Sin duda el film basado en la vida de Chris Kyle ha conseguido llegar con fuerza en la temporada de premios con 6 nominaciones al Oscar (mejor película, mejor actor protagonista, mejor guión adaptado, mejor montaje, mejor edición de sonido, mejor sonido), aunque no está entre el grupo de las grandes favoritas.

La película, basada en hechos reales, nos cuenta la historia de Chris Kyle, el que tras cuatro viajes a Irak se convirtió en el francotirador más eficaz del ejercito de Estados Unidos. Kyle deberá a aprender a vivir con las múltiples muertes que ha dejado en el camino y disfrutar de su mujer y sus dos hijas.

american-sniper-1

American Sniper (El Francotirador) habla sobre la adrenalina de las situaciones de riesgo, en este caso la guerra de Irak siempre desde una perspectiva muy estadounidense. Basado en las memorias escritas por el propio Kyle el film esquiva las justificaciones y los inconvenientes de todas las guerras, para centrarse en la visión del protagonista. Una posición caracterizada por una mentalidad muy conservadora y con un fuerte sentimiento para proteger a su patria los Estados Unidos de América. Digiriendo la película el espectador no puede evitar juzgar esa rígida postura del protagonista Chris Kyle, y en ese momento, el europeo medio o la sociedad antibelicista (también conocida como “con dos dedos de frente”), aunque por otro lado sorprende la fuerte determinación de un protagonista que tiene las ideas muy claras y siempre obra entorno a ellas.

Gran parte del mérito de ese convencimiento es debido a la actuación de Bradley Cooper. El actor, aquí hinchado por exigencias de guión nos regala su mejor interpretación que le ha valido una merecida nominación al Oscar. Consigue ponerse en la piel de Chris Kyle, considerado héroe de guerra estadounidense que siempre obró según su firme creencia en la religión, y el dogma que su patria esconde bajo esa mentira de “la tierra de las libertades”. Al actor nacido en Philadephia le acompañan Sienna Miller como sufridora mujer de Chris con una correcta interpretación.

TA3A5741.DNG

En los aspectos técnicos destaca un sonido envolvente en las escenas puramente bélicas que consigue meterte de lleno en la tensión de los tiroteos; y la siempre más que correcta dirección de Eastwood.

American Sniper (El francotirador) es un relato patriótico-bélico que fuera de sus fronteras pierde fuerza y que se destapa con un mensaje cuanto menos polémico. Pero su buena dirección y su mejor interpretación protagonista consigue que sea una película más que interesante.

NOTA

nota6'5t

Advertisements